Los empresarios de salones de juego aragoneses abogan por la implantación de un sistema biométrico de admisión como el que ya funciona en otras comunidades autónomas que complemente a los controles presenciales

Los empresarios de salones de juego aragoneses abogan por la implantación de un sistema biométrico de admisión como el que ya funciona en otras comunidades autónomas que complemente a los controles presenciales

Estos equipos se amortizan rápidamente y aportan seguridad tanto a los colectivos vulnerables ante el juego como a las empresas del sector y a sus trabajadores

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA), que agrupa a 25 empresas operadoras titulares de 109 salones de juego y máquinas recreativas en las tres provincias aragonesas en los que trabajan más de 1.000 personas a tiempo completo, aboga por la autorización a cargo de las instituciones competentes y puesta en marcha de un sistema biométrico de admisión con control facial como el que ya está implantado en diversas comunidades autónomas españolas de nuestro entorno.

Para exponer los beneficios que equipos así aportan tanto a las empresas y a sus trabajadores como a los propios usuarios, AESA y la empresa PICMATIC han realizado una demostración práctica del funcionamiento de este sistema en Zaragoza, a la que ha asistido una nutrida representación de los empresarios y responsables de salones de juego presencial.

Con un procedimiento muy sencillo tanto la primera vez como las siguientes, este sistema registra y controla en pocos segundos a la persona que accede a un salón, comprobando en el acto que no se trata de un menor o de alguien inscrito en el registro de autoprohibidos, en cuyo caso no se abrirán las barreras físicas que permiten entrar al establecimiento. Además de eliminar por completo cualquier posibilidad de fraude o suplantación, es capaz de añadir funcionalidades complementarias que puedan se requeridas, como la detección del uso o ausencia de mascarilla o la toma de temperatura, indicadas ahora para la prevención de la COVID-19.

En opinión de José Antonio Rubio, presidente de AESA, “estos sistemas que están homologados en otras comunidades y funcionan perfectamente son 100% seguros, eliminan cualquier posibilidad de error y son una garantía tanto para las empresas como para los colectivos vulnerables ante el juego, sin que su implantación suponga en modo alguno eliminar la presencia de personal en los salones que siempre va a haber, como ocurre en Aragón que por cierto fue pionera a la hora de establecer controles de acceso”.

Para Borja Ruiz, director de operaciones del Grupo Picmatic, “el control biométrico está plenamente extendido en muchos otros sectores como el bancario y hay que aprovechar las ventajas que ofrece la digitalización también en esta actividad, que son muchas”.

 

 

 

 

 

El sector del juego privado presencial aragonés recuerda que el proyecto de ley que se debate en las Cortes deja fuera al juego público y al online, los que más afectan a las personas vulnerables

El sector del juego privado presencial aragonés recuerda que el proyecto de ley que se debate en las Cortes deja fuera al juego público y al online, los que más afectan a las personas vulnerables

Los empresarios de salones de juego proponen modificaciones técnicas al texto que permitirán mejorar la norma durante su tramitación parlamentaria

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA), principal entidad representativa del sector del juego privado presencial en la comunidad, muestra su preocupación por el Proyecto de Ley de modificación de la actual Ley del Juego de Aragón (Ley 2/2000, de 28 de junio, del Juego de la Comunidad Autónoma de Aragón) que hoy se debate en las Cortes de Aragón y que a partir de ahora será objeto de tramitación parlamentaria.

AESA recuerda que se trata de una modificación innecesaria -no introduce ningún cambio que no se pudiera haber hecho mediante decreto- e ineficaz para los colectivos a los que quiere proteger, porque no contempla plan de apoyo alguno por parte de la Administración autonómica, que recauda anualmente más de 34 millones de euros de la actividad del juego. Además, la Asociación destaca que el proyecto de ley, tal y como está formulado, coarta la libertad de unas empresas que ejercen una actividad perfectamente legal, a las que ni siquiera permite comunicarse comercialmente con sus clientes aunque estos lo hayan pedido y, lo que es mucho más grave, se refiere únicamente al juego privado presencial y deja fuera a todo el juego público y al juego online, señalados en los informes de la propia Administración como causantes del mayor número de adicciones comportamentales.

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón no se opone a que haya un marco estable y consensuado en el que poder desarrollar su actividad, pero sí muestra su disconformidad con este texto y confía en que pueda mejorarse durante su tramitación en la cámara autonómica. En concreto, consideran de vital importancia actuar sobre cinco aspectos:

  • Aplicación y control del Registro de Juego de Prohibidos (REJUP) en las máquinas de tipo B instaladas en hostelería. Es inviable y probablemente contrario a la normativa de protección de datos tal y como se propone.
  • Control y acceso remoto de la Administración en tiempo real a las máquinas de juego instaladas en los locales de juego. Obliga a realizar fuertes inversiones de una vez en los salones, que ofrecen en todo momento esa información a la Administración siempre que acude a buscarla, e incorporan estos avances en las máquinas nuevas que se van instalando.
  • Control de acceso por parte de empleados situados a la entrada del local. En Aragón, todos los salones de juego llevan a cabo el control de acceso de forma presencial por parte del personal de sala, que exige a los clientes la pertinente documentación de identificación, pero tener que hacerlo justo en la puerta y no poder incorporar tecnología como medios de reconocimiento biométrico, que sí se permiten en otras comunidades, obliga a duplicar el personal y, de nuevo, a incurrir en cuantiosos gastos.
  • Publicidad y fidelización de clientes. El proyecto de ley prohíbe en todos los casos a las empresas de juego fidelizar a sus clientes o comunicarse comercialmente con ellos, aunque hayan manifestado su deseo de recibir esta información, lo que coarta sus derechos y la libertad de las empresas.
  • Homologación de sistemas y equipos complementarios a la actividad del juego. Es lógico que cualquier material o sistema que se utilice para la práctica del juego sea homologado previamente por la Administración, pero que esta pretenda actuar también sobre sistemas de pago, de comunicación, software o equipos informáticos sobre los que no tiene competencia no tiene ningún sentido y es imposible de llevar a la práctica.

El presidente de la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón, José Antonio Rubio, ha indicado que “es el propio sector el que viene reclamando hace años una regulación estable, pero también pedimos que se nos escuche más de lo que se ha hecho hasta ahora y confiamos en que los grupos políticos representados en las Cortes de Aragón sean sensibles a estas modificaciones técnicas que proponemos y que son fruto de nuestra especialización en una actividad muy compleja y con un peso importante en la creación de riqueza y empleo en la comunidad”. 

Sobre AESA

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) engloba a los titulares de salones de juego presencial, que a su vez son operadores de máquinas recreativas en hostelería y empresas gestoras de su actividad y de servicios complementarios. En total, AESA agrupa a 25 empresas operadoras, que son titulares de 109 salones de juego y máquinas recreativas en la comunidad aragonesa en los que trabajan más de 1.000 personas a tiempo completo. Los salones de juego generan 6 euros en la economía regional por cada euro que ingresan. Su actividad en Aragón aporta de forma directa a las distintas Administraciones Públicas 34,4 millones de euros cada año. Según recoge el “Informe del Juego en Aragón 2021” que elabora el Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales del Gobierno de Aragón, solo las máquinas de juego abonaron en 2019 al Gobierno de Aragón 23,1 millones de euros en concepto de tasas de juego, la mayor parte recaudados en empresas con salones de juego.

AZAJER y la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón colaboran para promover el juego responsable

AZAJER y la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón colaboran para promover el juego responsable

Ambas entidades han suscrito por primera vez un acuerdo que incluye formación especializada para los trabajadores del sector sobre detección y tratamiento del juego problemático, un decálogo de juego responsable y el fomento de buenas prácticas en la materia

 

Fomentar actitudes responsables en relación con la práctica del juego y formar a los trabajadores del sector en la detección de posibles conductas problemáticas es el objetivo del acuerdo de colaboración que por primera vez han suscrito la Asociación Aragonesa de Jugadores de Azar en Rehabilitación (AZAJER) y la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA).

La secretaria de AZAJER, Miriam Gañán, y el presidente de AESA, José Antonio Rubio, han presentado en un encuentro informativo el alcance de esta colaboración, que se enmarca en las acciones de promoción del juego responsable que vienen desarrollando ambas organizaciones.

La primera de las acciones contempladas, que ya ha dado comienzo, es la organización de una serie de cursos destinados al personal de sala de los salones de juego, que en grupos reducidos recibirá de los profesionales expertos de AZAJER formación especializada sobre las distintas tropologías de juego existentes y, en especial, sobre el juego problemático, sus causas, consecuencias y vías de detección. También está previsto trabajar en la elaboración de un Decálogo de Juego que se exhibirá en los salones y pretende ayudar a los jugadores a planificar y llevar a cabo la actividad de un modo responsable para prevenir posibles conductas problemáticas. AESA y AZAJER colaborarán igualmente para promover buenas prácticas en relación con el juego responsable, así como para ofrecer la atención especializada a las personas que pudieran llegar a necesitarla.

En opinión de José Antonio Rubio “los primeros interesados en promover actitudes responsables respecto al juego somos los empresarios del juego privado presencial, y por eso queremos formar de la mano de AZAJER a nuestros trabajadores para que, si detectan comportamientos que se salen de ese patrón, sea posible prestar ayuda a quien lo requiera. Ese es nuestro compromiso y nos gustaría que las empresas del juego público presencial y del juego online, que por cierto no cuentan a día de hoy con ningún tipo de control de acceso ni publicitario, tuvieran la misma inquietud”.

Desde AZAJER, Miriam Gañán ha indicado que “AZAJER nunca se posiciona en contra del juego, pero como entidad experta en ludopatía desde hace 31 años considera indispensable la formación de empresarios y trabajadores del sector del juego tanto público como privado para fomentar el juego responsable y combatir él patológico, protegiendo a los colectivos más vulnerables. Confiamos desde AZAJER en alcanzar a muchos profesionales con estas acciones formativas”.

Sobre AESA

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) engloba a los titulares de salones de juego presencial, que a su vez son operadores de máquinas recreativas en hostelería y empresas gestoras de su actividad y de servicios complementarios. En total, AESA agrupa a 25 empresas operadoras, que son titulares de 109 salones de juego y máquinas recreativas en la comunidad aragonesa en los que trabajan más de 1.000 personas a tiempo completo.

Los salones de juego generan 6 euros en la economía regional por cada euro que ingresan. Su actividad en Aragón aporta de forma directa a las distintas Administraciones Públicas 34,4 millones de euros cada año.

Sobre AZAJER

AZAJER es una Asociación sin ánimo de lucro, confidencial y aconfesional, cuya labor está centrada en la información, prevención, rehabilitación y reinserción de todas aquellas personas de cualquier edad, raza, sexo y condición social que tengan problemas con el juego de azar, las drogas o el alcohol, así como a sus familiares y entornos afectados por la dependencia. Con servicio de atención al usuario y un equipo multidisciplinar que integran profesionales expertos en medicina, tratamiento terapéutico, psicología o trabajo social, AZAJER lleva más de tres décadas realizando labores de información, prevención y rehabilitación de la ludopatía en la comunidad autónoma, para lo que promueve anualmente diferentes campañas de sensibilización entre las que destacan las jornadas y las charlas preventivas para colectivos profesionales, usuarios y escolares.

 

La nueva Ley del Juego de Aragón pone en peligro la continuidad de los salones y el empleo de más de 2.000 trabajadores

La nueva Ley del Juego de Aragón pone en peligro la continuidad de los salones y el empleo de más de 2.000 trabajadores

Las medidas esbozadas en la modificación legislativa prevista van a comportar inversiones inasumibles para las empresas del sector e importantes afecciones económicas a actividades relacionadas como la de la hostelería

 

El anteproyecto de ley de modificación de la actual Ley del Juego de Aragón (Ley 2/2000, de 28 de junio, del Juego de la Comunidad Autónoma de Aragón), que va a ser objeto de próxima tramitación en las Cortes de Aragón una vez que reciba el visto bueno del Ejecutivo autonómico puede causar, de aprobarse tal y como está formulado, el cierre de una treintena de establecimientos, una importante pérdida de empleos directos en las empresas del juego presencial y afecciones económicas en actividades relacionadas como  la hostelería.

Se trata de una delicada situación que la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) quiere poner en conocimiento de la opinión pública, tras evaluar económicamente el coste de algunas de las medidas contempladas en el anteproyecto de ley. Es el caso, por ejemplo, de la planteada para permitir la monitorización, control y acceso remoto en tiempo real por parte de la Administración a las máquinas de juego instaladas en los salones, que, de llevarse adelante, requerirá inversiones que pueden llegar a los 200.000 euros por salón, imposibles de afrontar para la mayor parte de ellos. Además de que la Administración ya tiene esa información a su disposición en todos los salones, los empresarios del sector abogan por la sustitución paulatina de las máquinas por otras más modernas adaptadas al control remoto, como ya lo está el 50% de las que hay, pero advierten que es inasumible hacerlo de una vez. Del mismo modo, la contemplada homologación previa por parte del órgano competente en la gestión administrativa de juego, ya no solo de los sistemas de juego, sino de las plataformas, material de software, equipos, terminales y demás instrumentos complementarios o conexos a la actividad, va a suponer la paralización de todo un sector que tiene una importante dotación tecnológica en elementos como cajas registradoras, terminales de pago, rúteres, programas de contabilidad y envío de información, etc.

Otro punto de fricción son los controles de acceso y registro de visitantes, que la modificación legislativa quiere llevar a la entrada de los establecimientos para su realización por parte de un empleado. En Aragón, todos los salones de juego llevan a cabo el control de acceso de forma presencial por parte del personal de sala, que exige a los clientes la pertinente documentación de identificación, pero tener que hacerlo justo en la puerta y no poder incorporar tecnología como medios de reconocimiento biométrico, que sí se permiten en otras comunidades, obliga a duplicar el personal y, de nuevo, a incurrir en cuantiosos gastos.

En la misma línea, respecto a la obligación de facilitar las tareas de inspección, si así es requerido, la nueva Ley también exige a los titulares de salones que conserven las grabaciones audiovisuales de sus instalaciones durante un periodo de tres meses en lugar de uno, como venía siendo hasta ahora, lo que, una vez más, implicará tener que realizar inversiones por parte del sector, además de chocar frontalmente con el artículo 22 de la Ley Orgánica 3/2018, de 5 de diciembre, de Protección de Datos Personales y Garantía de los Derechos Digitales. Este artículo, relativo a los tratamientos con fines de videovigilancia, establece la obligatoriedad de suprimir los datos, con carácter general y salvo circunstancias extraordinarias, en el plazo máximo de un mes desde su captación.

 La nueva Ley del Juego impactará duramente también en el sector de la hostelería

AESA quiere recordar asimismo que la modificación de la Ley del Juego de Aragón puede impactar negativamente en las cuentas de los negocios hosteleros, ya de por sí duramente castigados por la pandemia de la COVID-19. Esto es así porque se deja abierta la posibilidad de regular posteriormente mediante una orden las condiciones técnicas de las máquinas de juego instaladas en los establecimientos de hostelería para garantizar que no acceden al juego las personas inscritas en el Registro de Juego de Prohibidos, lo que puede obligar a los titulares de los establecimientos hosteleros a tener que realizar en un futuro inversiones adicionales en equipos informáticos o personal dedicado a esta tarea. En consecuencia, buena parte de ellos puede plantearse eliminar las máquinas, con lo que también verán mermados sus ingresos en una cantidad que puede rondar los 7.000-12.000 euros por máquina al año. Si tenemos en cuenta que en Aragón hay 3.266 establecimientos hosteleros con máquinas (y que el 35% de ellos tiene más de una máquina), no es difícil intuir que, si estas desaparecen, lo harán a la vez cientos o miles de empleos.

Una Ley que no aporta beneficio alguno a los colectivos a los que pretende proteger

Los empresarios del juego presencial en Aragón siempre han estado a favor de contar con un marco estable y consensuado en el que poder desarrollar su actividad. Sin embargo, tal y como se ha planteado, en palabras del presidente de AESA, José Antonio Rubio, “la actual modificación resulta innecesaria -no introduce ningún cambio que no se pudiera haber hecho mediante decreto-, injusta -coarta la libertad de unas empresas que ejercen una actividad perfectamente legal a las que ni siquiera permite publicitarse o comunicarse comercialmente con sus clientes aunque estos lo hayan pedido, mientras que el juego online, de ilusión y público sí puede hacerlo libremente- e ineficaz para los colectivos a los que pretende proteger, para los que no establece planes de apoyo o aportación económica alguna por parte de una Administración que recauda más de 34 millones de euros al año, planes con los que el propio sector del juego sí cuenta”. Cabe recordar que, en términos fiscales, de cada 100 euros de venta en los salones de juego, 41 se destinan a financiar a las distintas Administraciones (local, regional, estatal y sistema de la Seguridad Social) por tasas e impuestos diversos, sin que estas cantidades retornen como los empresarios vienen demandando para fomentar el juego responsable y detectar usos problemáticos por minoritarios que sean. Son los propios empresarios los primeros interesados en el juego responsable y sostenible, para cuya consecución proponen a la Administración regularmente acciones.

José Antonio Rubio ha indicado que “esperamos que los distintos grupos políticos representados en las Cortes de Aragón sean sensibles a este grave problema durante la tramitación del texto legal y hagan posible su mejora con enmiendas, porque les hemos hecho saber que, de no ser así, muchas familias y empresas aragonesas con décadas de trayectoria pueden verse afectadas”. En opinión del presidente de AESA, “aunque no consideramos necesaria esta Ley, la aceptamos en aras de lograr una mayor transparencia y responsabilidad. Lo que no tiene ningún sentido es que provoque daños gratuitos que no benefician a nadie, salvo que se busque obtener un rédito político o una repercusión mediática sin mirar más allá o atender al interés general”.

El Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones del Ministerio de Sanidad reconoce que las loterías son el juego con dinero presencial más frecuente

El Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones del Ministerio de Sanidad reconoce que las loterías son el juego con dinero presencial más frecuente

El Informe sobre Adicciones Comportamentales 2020 señala que la incidencia del juego problemático es notablemente mayor entre las personas que optan por el juego online

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón reclama que el mismo control que se ejerce sobre su actividad se aplique también sobre las apuestas del Estado y el resto de opciones de juego presencial existentes

 

Un 64,2% de la población española de 15 a 64 años ha jugado con dinero en el último año, ya sea de manera presencial, online o ambas. La actividad mayoritaria son los juegos de lotería convencional e instantánea y las apuestas deportivas, respectivamente, con una media de gasto inferior a los 30 euros. Así lo recoge el Informe sobre Adicciones Comportamentales 2020, realizado por el Observatorio Español de las Drogas y las Adicciones del Ministerio de Sanidad y que incluye aspectos como el juego con dinero, el uso de videojuegos y el uso compulsivo de internet, basándose en las encuestas de drogas y otras adicciones en España.

A este respecto, la Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) reclama un mayor control tanto para las loterías y apuestas del Estado como para otras formas de juego presencial existentes como la ONCE, que junto al juego público acaparan las preferencias de los ciudadanos como este informe promovido por el propio Gobierno de España refleja. Para el presidente de AESA, José Antonio Rubio, “nuestros establecimientos están sujetos a fuertes medidas de control, inspección, registro previo y restricciones de actividad que no se dan en el caso de los otros locales de juego público y privado, a los que los ciudadanos acuden sin ningún tipo de control de acceso y que se publicitan a todas horas y en todos los canales posibles”.

Aunque en el documento queda patente que el uso de juego con dinero y el empleo de internet tienen una alta prevalencia en la población española, no todo este uso se puede catalogar de problemático. En el periodo 2019-2020, un 1,6% de la población de 15 a 64 años habría realizado un posible juego problemático y un 0,6% habría presentado un posible trastorno del juego, ya que estos individuos declaran una mayor frecuencia de juego y un mayor gasto de dinero en un solo día. En este sentido, el posible juego problemático o trastorno del juego es mayor entre las personas que juegan online que entre las que juegan de forma presencial, tanto en 2017 como en el último año analizado, y para ambos sexos.

En 2019-2020, el 0,9% de la población de 15 a 64 años presentó un posible juego problemático o trastorno por juego online, valor que aumenta al 15,8% entre los que han jugado online en el último año.

La prevalencia de las personas que han jugado dinero, tanto online como presencial, durante el último año sigue siendo baja (el 6,1% de la población), si bien se ha duplicado con respecto a 2017 (2,8%), siendo la gran mayoría hombres. En cuanto a la edad de inicio, es inferior en el juego presencial (22,7 años) que en el online (25,9 años). Además, se observa que son los jóvenes de 15 a 34 años los que más juegan dinero online (un 8,3% de los jóvenes de 15 a 24 años y un 9,3% de los de 25 a 34 años), situación similar a la de 2017 (5,1 % y 5,8%, respectivamente). En el lado opuesto, el grupo de 55 a 64 años presenta una prevalencia inferior al 5%.

Según los datos disponibles, las apuestas deportivas son el juego online más habitual en la  población de entre 15 y 64 años (50,1%), seguido de loterías, primitiva, bonoloto (28,2%) y de las quinielas de fútbol y quinigol y los videojuegos, que comparten el mismo porcentaje (14,1%). Cabe destacar que en el último año también ha aumentado la frecuencia con la que se juega dinero online. Así, el 2,4% de las personas de 15 a 64 años lo hizo al menos mensualmente, siendo este dato ligeramente mayor que en 2017, cuando el 1,6 % de la población de 15 a 64 años había jugado con esa frecuencia.

En cuanto al juego presencial, el 63,6% de la población de 15 a 64 años declaró haber jugado dinero de manera presencial en el último año, mientras que en 2017 esta cifra se situaba en el 59,5%. De ellos, un tercio (29,6%) lo ha hecho mensualmente o más frecuentemente, cifra similar en 2017 (27,8%). En general, se observa que juegan con mayor frecuencia los hombres que las mujeres.

Los tipos de juegos presenciales más habituales fueron las loterías (primitiva, bonoloto, etc.), a las que jugó un 94,4% de las personas (el 94% en 2017), seguidas de las loterías instantáneas (rascas), con un 24,9% (22,1% en 2017) y las quinielas de futbol y quinigol (14,6% frente al 16,4% en 2017). Entre los hombres las quinielas de fútbol son la tercera elección a la hora de jugar dinero de manera presencial, mientras que las mujeres prefieren el bingo. La primera y segunda elección para ambos grupos son las loterías. De la misma manera que en juego online, la mayor cantidad de dinero gastada en un solo día se sitúa en el rango de 6 a 30 euros.

Menores

La Delegación del Gobierno para el Plan Nacional sobre Drogas (DGPNSD), con la colaboración de las comunidades y ciudades autónomas, realiza dos encuestas nacionales periódicas en años alternos: la Encuesta sobre Alcohol y Drogas en España (EDADES), que comenzó en 1995, y la Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES), que se inició en 1994. Según la última edición de esta, elaborada en 2018, el 10,3% de los estudiantes de 14 a 18 años jugaron dinero online, un dato muy similar al del año 2014 (10,2%).

Asimismo, el 22,7% de las personas de este colectivo manifestó haber jugado dinero de manera presencial en los últimos 12 meses, mostrando una tendencia global ascendente desde el inicio de la serie en el año 2014. Por tipo de juego, se observan diferencias en función del sexo: en el caso de las mujeres destacan las loterías y el bingo, mientras que las prevalencias más altas en los hombres se registran para las apuestas deportivas y las quinielas de fútbol. Al hablar de los menores conviene recordar que, gracias a la responsabilidad de los salones de juego presencial y de acuerdo con la ley vigente, su acceso a los locales de juego en la comunidad autónoma es prácticamente inexistente, como los informes realizados por las diferentes administraciones a partir de las inspecciones que se realizan indican una y otra vez.

Respecto al tipo de juegos online, este segmento de población se decanta por videojuegos, apuestas deportivas o deportes electrónicos, mientras que quienes juegan de manera presencial prefieren loterías, primitiva o bonoloto. Las apuestas deportivas son los juegos más frecuentes entre los estudiantes de 14 a 18 años con posible juego problemático, tanto online como presencial.

Sobre AESA

La Asociación de Empresarios de Salones de Juego de Aragón (AESA) agrupa a los titulares de salones de juego presencial, que a su vez son operadores de máquinas recreativas en hostelería y empresas gestoras de su actividad y de servicios complementarios. En total, AESA agrupa a 25 empresas operadoras, que son titulares de 109 salones de juego y máquinas recreativas en la comunidad aragonesa en los que trabajan más de 1.000 personas a tiempo completo. Los salones de juego generan 6 euros en la economía regional por cada euro que ingresan. Su actividad en Aragón aporta de forma directa a las distintas Administraciones Públicas 34,4 millones de euros cada año. Solo las máquinas de juego abonaron en 2018 al Gobierno de Aragón 23,5 millones de euros en concepto de tasas de juego. De ellos, 19,8 se recaudaron en empresas con salones de juego.